Cómo aliviar el Estrés. Taller de Autocuidado

¡Hola! ¿Qué tal éstas? ¿Mucho frío por ahí? Por aquí han vuelto las nubes pero no te preocupes, que aún así voy a abrir la ventana 😉 Ventajas del mundo virtual…  Seguro que tienes ganas de saber qué vengo a contarte hoy, ¿verdad? Genial, porque voy a hablarte de cómo aliviar el estrés.

Que tire la primera piedra quién no haya sentido alguna vez en su vida los efectos dañinos del estrés.

Pocos son los afortunados, ¿cierto? Sentirse estresado en la sociedad de hoy es tan tendencia como los vaqueros, una prenda que está en nuestro fondo de armario como un básico del día a día. El problema es que el estrés puede causarte mucho más daño, sobre todo si se mantiene a largo plazo. 

¿Cómo te afecta el estrés?

El estrés es en realidad una respuesta fisiológica ante un evento determinado que nos ayuda a ponernos en acción. Tiene una función vital en nuestras vidas ya que nos protege de peligros y estimula el funcionamiento mental y físico.

Cómo te afecta el estrés El problema es que no podemos mantener ese estado de estimulación durante mucho tiempo. En casos de estrés prolongado el organismo comienza a sufrir graves consecuencias, es precisamente lo que ocurre cuando mantenemos el estrés a largo plazo y acaba convirtiéndose en crónico.

Si dejas que el estrés entre en tu vida para quedarse, es muy probable que el cuerpo empiece a mandarte señales de alerta: tensión muscular, dolores físicos, problemas digestivos, alteraciones psicológicas y del estado de ánimo, dificultades en las relaciones sociales, comer emocional, etc. Si prestas atención a ellas y las subsanas seguramente el estrés disminuirá y recuperarás el equilibrio nuevamente.

Muchas personas a pesar de tener un elevado nivel de estrés, son conscientes de ello y realizan muchas actividades de autocuidado para disminuir los efectos dañinos del estrés.

Sin embargo, puede pasar que no te des cuenta de esas señales por diversos motivos o que decidas posponer atenderlas porque tu agenda, saturada de tareas no te deja tiempo para ti. O simplemente desconozcas qué hacer para reducir el estrés. La cuestión es que tu cuerpo continúa avisándote y tú sigues sin hacerle caso hasta que un día, de repente te das cuenta de que ya no puedes más, o el abatimiento llega a su punto máximo y no tienes otra salida que parar.

El estrés, aunque tiene muchas consecuencias comunes, puede afectarte de diversas formas y no siempre causa los mismos efectos a todo el mundo. La vulnerabilidad, el carácter de la persona, la situación personal del momento, el estado de salud, y otras variables pueden condicionar los daños causados por el estrés mantenido a largo plazo.

Pero no te preocupes, el cuerpo tiene una gran capacidad de recuperación y en cuanto te tomes en serio todas esas señales de alarma y empieces a practicar más el autocuidado, tu organismo empezará a equilibrarse y poco a poco el nivel de estrés irá reduciendo.

Si quieres mantener a raya el estrés, practica el autocuidado.

Pero vayamos por partes…

¿Qué es el Autocuidado?

El Autocuidado se puede definir como aquellas acciones destinadas al cuidado personal, realizadas de forma voluntaria y dirigidas a conservar la salud, prevenir enfermedades  y mejorar la calidad de vida.

Actividades de Autocuidado

Son muchas las actividades que puedes llevar a cabo para dicho propósito, pero las principales se concentran en las siguientes áreas:

  • realizar actividad física,
  • llevar una alimentación saludable,
  • buenas prácticas de salud (acudir al médico, evitar conductas de riesgo para la salud, adherencia a la medicación, etc.),
  • descansar,
  • dedicar tiempo a las relaciones sociales y familiares,
  • gestionar las emociones…

Déficit de Autocuidado

A pesar de la importancia que tiene el cuidado personal y el aumento en los últimos años de la preocupación por el bienestar, es frecuente que nos encontremos con dificultades para llevar a cabo conductas que promuevan el Autocuidado. La rutina y las elevadas exigencias que tenemos impuestas a diario nos impiden realizar actividades de autocuidado de forma regular; el trabajo, las tareas de casa, el cuidado de los hijos y demás responsabilidades que anteponemos a nuestro propio cuidado.

Pero llega un momento en el que las necesidades empiezan a llamar tu atención y el cuerpo te manda señales que ya no puedes ignorar más; tensiones musculares, molestias físicas, problemas digestivos, jaquecas, tristeza, abatimiento, cansancio, etc.

Incluso es Cómo dejar de comer por ansiedadcomún, premiarnos después de un día agotador con algún capricho que nos sacie rápido y que nos proporcione un poco de placer. Ese trozo de chocolate tan satisfactorio…, o puede que prefieras algo salado… Sienta de maravilla y es un instante muy reconfortante. Y sin duda, lo es. El problema viene cuando esto se convierte en otra rutina más, un hábito que ya ni siquiera cumple su función, y que nos perjudica gravemente la salud.

Este es solo uno de los motivos que nos llevan a comer empujados por las emociones, pero existen muchos más. Algunos tan bloqueados en el subconsciente que se necesita todo un armamento de técnicas para traerlo a la luz.

Teniendo en cuenta que lo que más trabajo en consulta es la gestión de las emociones, aplicado a la alimentación o no, creí interesante recoger ambos temas en un Taller de Autocuidado reducido que sirve para atender estas cuestiones y comenzar el aprendizaje de cómo se puede ir integrando cambios en el día a día que mejoren el bienestar.

Entonces…

¿Qué relación tiene el Autocuidado con el alivio del estrés?

Realizar actividades de autocuidado de forma habitual puede ayudarte a aliviar el estrés que acumulas en el día a día. Hacer ejercicio, salir con amigos, descansar y comer bien, son algunos ejemplos de lo que puedes hacer para reducir el estrés y equilibrar la carga de las responsabilidades con los momentos que dedicas para ti.

Sin embargo, a veces las obligaciones se van acumulando y la cantidades de tareas que tienes que llevar a cabo en el día apenas te dejan tiempo para una ducha rápida y un rato de televisión después de la cena.

Si el equilibrio entre las actividades de autocuidado que realizas y las obligaciones están equiparadas, puede que gestiones bien el estrés y te sientas en armonía. Pero cuando el equilibrio se rompe y hay un déficit en el autocuidado es muy probable que aparezcan síntomas tanto físicos como psicológicos, de los cuales ya he hablado más arriba.

Incluso a veces a pesar de practicar varias de esas actividades, el nivel de estrés es demasiado elevado y no consigues alivar sus molestias. Esto mantenido a lo largo del tiempo puede llevar a enfermedades y a estrés crónico.

Pero, calma… Si el estrés o la ansiedad te superan es muy probable que tengas que poner en práctica otras técnicas para aliviar el estrés, más específicas y directas. ¿No sabes qué técnicas? En el Taller de Autocuidado puedes aprender algunas de ellas.

¿En qué consiste exactamente el Taller de Autocuidado?

Cómo aliviar el estrés emocional

Primera parte: relajación y conexión integral.

La primera parte se centra en aliviar el estrés a través de la relajación y conectar con el ser de forma integral, tanto a nivel físico como emocional para mejorar el equilibrio entre mente y cuerpo. Se utiliza la meditación guiada.

Después incluimos movimientos pausados y se continúa con meditación en movimiento para conectar con el mundo y las personas que nos rodean, y aprender cómo aquietar la mente mientras estamos activos, que es como solemos estar más tiempo a lo largo de un día.

Segunda parte: comer emocionalCómo la mente nos incita a comer

La segunda parte se enfoca en cómo las emociones, en este caso el estrés y la ansiedad, nos empujan a comer sin necesidad de hambre real. Se utilizan ejercicios de Mindfuleating (Alimentación Consciente).

Para llevar a cabo estas prácticas, es necesario activar los sentidos y explorar los alimentos desde otra perspectiva. Así conseguimos relacionarnos con estos de otra forma; más saludable y en equilibrio con las necesidades.

Si quieres saber más detalles puedes descargarte el programa completo.

A quién va destinado el Taller de Autocuidado

A todas aquellas personas que quieran aliviar el estrés, relacionarse de otra forma con los alimentos, dejar de comer por ansiedad, mejorar su bienestar, recuperar el equilibrio entre mente y cuerpo; en definitiva, todo aquel que quiera cuidarse.

Ofrecemos el espacio y el tiempo adecuado para que puedas reservar un encuentro contigo y sea otra cita importante en tu agenda de tareas y responsabilidades.

Cuándo acudir al Taller de Autocuidado

Siempre es un buen momento para dedicarte un tiempo exclusivo para ti y aprender nuevas técnicas que te ayuden a sentirte mejor. Si ya practicas actividades de autocuidado puedes beneficiarte igualmente de los efectos de los ejercicios que se realicen y si el estrés te desborda hasta el punto de no encontrar ni un momento para tu cuidado personal, es hora de que empieces a incluirte entre tus responsabilidades y te des la importancia que tienes. Y por supuesto, para aprender técnicas específicas que te enseñen a manejar tus emociones.

Ahora ya no tienes excusas para reducir el estrés y evitar que te lleve a la nevera.

¡Inscríbete en nuestro Taller de Autocuidado y aprende a manejar el estrés!

¿Quieres saber cómo fue la última edición?

El pasado día 26 de noviembre realizamos el Taller de Autocuidado en Villanueva del Ariscal, con la colaboración del centro Ysi Yoga. Y he de decir que tuvo muy buena acogida.

Mis impresiones

A nivel profesional creo que es un taller muy dinámico y que trata temas muy importantes. Es una ayuda inmediata porque alivia el estrés, además de aportar otros beneficios y nos enseña cómo iniciar cambios en nuestra rutina. Si bien, es cierto que para ver resultados reales es necesario practicar los ejercicios en casa y continuar con el aprendizaje.

Me llevé la impresión de que el comer emocional es algo que preocupa mucho y que todos quieren cambios que perduren en el tiempo, es decir, un cambio de hábitos y no periodos de dietas restrictivas que no sirven para nada. Las actividades programadas a este respecto gustaron mucho y fueron de gran utilidad para tomar conciencia del problema real.

En cuanto a la gestión emocional y la conexión con el ser,  muchos no consiguieron identificar emociones y esperaban mayor profundidad de relajación. Pero sí que se sintieron más relajados y en calma al finalizar el taller. A esto tengo que decir que es completamente normal que al principio tengamos cierta resistencia ya que tanto el cuerpo como la mente no están acostumbrados a ese nivel de relajación. Lo mismo ocurre con la identificaciones de las emociones. Es un proceso y cuanto más se practique más a fondo llegaremos.

Opiniones de los asistentes

Lo que más me ha gustado ha sido el ejercicio de meditación sobre los alimentos y distinguir la voz de la mente de la del estómago. Es útil para llevarlo día a día“.

Ahora estoy mucho más tranquila y me siento conectada con mi cuerpo y mis emociones“.

Al principio me ha costado relajarme pero al final he conseguido profundizar más en cada meditación y ahora me encuentro mucho más relajado“.

El Taller ha cumplido mis expectativas aunque considero que debo practicar más. Lo que más me ha gustado ha sido el ratito de relajación“.

Conclusiones

Después de valorar el resultado considero que tanto la programación como el objetivo del Taller son adecuados, si bien iré modificando pequeños detalles para seguir mejorando en próximas ediciones.

Estamos planificando una edición para después de las fiestas navideñas, que se realizará en una mañana de sábado para todas aquellas personas que estaban interesadas pero por motivos laborales o familiares no pudieron acudir. Además, es esta ocasión realizaremos una edición especial en la que ampliaremos algunas prácticas de Alimentación Consciente para que bajemos los excesos de las fiestas sin tener que contar calorías ni restringir alimentos.

¿Qué te ha parecido? ¿Crees que este Taller puede ser bueno para ti?

¡Anímate y vente a la próxima jornada!

Próximamente anunciaremos más detalles sobre fechas, horarios y todo lo que necesitas saber de la siguiente edición.

Si te ha gustado o te ha parecido interesante comparte con tus amigos y familiares.

Si quieres escribirme puedes hacerlo a través del formulario de contacto.

¡Nos vemos en la próxima entrada!

Deja un comentario

Responsable » Mar Suárez Redondo.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de marsuarezpsicologa.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.