Cómo vivir las Navidades cuando faltan seres queridos

¡Hola! ¿Cómo estás? Falta muy poco para que comience la Navidad y es habitual que te reúnas con tu familia y amigos. Sin embargo, una ocasión que debería hacerte feliz comienza a convertirse en un mal trago cuando ha habido pérdidas de personas allegadas, sobre todo si está muy reciente o aún te encuentras elaborando el duelo. Me gustaría darte algunas sugerencias sobre cómo vivir las Navidades cuando faltan seres queridos.

Son unas fechas muy especiales, ya que tal vez sea la única ocasión  del año en el que toda la familia esté al completo. Y creo que puede ser una oportunidad excelente para trabajar el duelo y avanzar en el proceso, así podrás disfrutar de estas fiestas de la mejor manera posible.

Si la Navidad te entristece y hace que eches mucho de menos a la persona que ya no está, es probable que no te apetezca ninguna celebración y que creas que si lo haces estás faltándole al respeto a ese ser querido. Si es así, las fiestas se van a convertir en una tortura y no vas a poder disfrutar de los que sí están contigo.

Pero calma, estos sentimientos son muy frecuentes y aunque en un principio creas que no es compatible con la felicidad, hoy te voy a mostrar que se puede celebrar la Navidad tras una pérdida. 

Cómo afrontar el duelo en Navidad

1. Recuerda y honra

Si te acuerdas mucho de los que ya no están no intentes rechazar esos recuerdos. Acéptalos y revive los mejores momentos que pasaste con esa persona. Aprovecha para hacer algo en su honor o memoria. Elige lo que más se adapte a ti y a tus creencias; desde encender una vela, escribirle una carta, o colocar una fotografía en la sala de estar. Esto te ayudará a aceptar que ya no está y a tenerlo presente cuando la familia se reuna, en lugar de estar evitando esos recuerdos.

2. Comparte en familia

Aprovecha que estás con la familia y plantea la posibilidad de rendir un homenaje a esa persona que ya no está. Podéis dedicarle unas palabras antes de comer e ir a visitarle todos juntos al cementerio o a un lugar simbólico que creas conveniente. Así compartes tu dolor con la familia y te sentirás mejor. Además, la sensación de que le estás faltando al respeto disminuirá porque estás dedicando un tiempo exclusivo para recordarle. Incluso es posible que descubras que otro miembro de la familia también lo está pasando mal y es un buen momento para que os sirváis de apoyo.

3. Disfruta de los que sí están

Si afrontas la Navidad pensando únicamente en los que ya no están vas a perderte muchas vivencias. Es doloroso cuando toda la familia se junta y te das cuenta de las sillas vacías pero en lugar en enfocar tu atención en ellas, cambia el foco hacia las sillas que sí están ocupadas. Seguro que tienes personas cercanas con las que disfrutar y que sí están a tu lado en este momento. Empápate de su cariño y disfruta de esos instantes de felicidad. Ya sabes que la vida va cambiando y no sabes cómo será el próximo año, mientras tanto disfruta de lo que sí tienes y agradece por ello.

4. Simboliza su ausencia

Aunque hayas dedicado un tiempo determinado para recordarle tanto de forma individual como en familia, puede ayudarte que simbolices su ausencia con algún objeto y lo sitúes cerca de la mesa en la que os sentéis a comer en estos días. Como ejemplo, una vela encendida rodeada de musgo navideño en algún estante, o una gran estrella en la punta más alta del árbol de navidad. Este símbolo representará a la persona que has perdido, depositando ahí esos sentimientos que te impiden vivir las fiestas con ilusión. De esta forma estará presente y te ayudará a mitigar el dolor, aunque recuerda que su ausencia no significa que no esté en tu corazón y en tu recuerdo. Siempre formará parte de tu vida y por ello es tan importante que continúes con la tuya.

5. Planifica y reparte

Intenta organizar estas acciones que vas a llevar a cabo en su memoria. Si vas a hacer algo cada día o planificas una salida en grupo a algún lugar simbólico es conveniente que lo preveas para que puedas preparate para ello; escribe en un papel las palabras que quieres dedicarle, elige una vela, revisa tu agenda, etc. Así evitarás frustraciones y que tus buenas intenciones se vean mermadas por razones sin importancia. Habla con quien vayas a compartir estos momentos y expresa tus necesidades, pero no impongas nada a los demás. Simplemente pídeles lo que tú necesitas y lo que te gustaría hacer por esa persona. Seguro que están encantados de acompañarte.

Aprovecha esos momentos para liberarte y sacar de ti todo lo que te oprima o te duela. Cuando finalice y te sientas en paz devuelve tu atención al presente y valora lo que tienes en la vida. Da las gracias por ello y vivelo al máximo, de forma que cuando todos volváis a la rutina y estéis semanas sin veros, tengas la sensación de que no te ha quedado nada en el tintero. Puedes aprovechar las comidas navideñas para decirle a alguien cercano el cariño que le tienes, o algo bueno que haya hecho por ti o incluso si tienes algún asunto pendiente por resolver puedes empezar por plantear una solución. Pero cuando estés en el presente, deja atrás la tristeza por las pérdidas y céntrate en lo que la vida te da y que a veces no ves.

 

Celebrar la Navidad cuando falta un ser querido puede resultar doloroso y es posible que acabes detestando estas fechas, y por tanto, te pierdas todo lo bonito que tiene para ofrecerte. Si haces un esfuerzo por cambiar el foco de atención, pones ilusión y sigues estos consejos, estoy segura de que empezarás a vivir la Navidad con alegría.

 

*Hay situaciones muy difíciles que requieren una atención especial. Si ese es tu caso, no te presiones ni reprimas tus sentimientos. Lo más importante es que seas honesta/o con lo que necesitas y recuerda pedir ayuda profesional. Seguro que pueden ayudarte.

¿Y tú has pasado por una situación similar? ¿Recuerdas a alguien que ya no esté durante estas fechas? ¿Desde alguna pérdida muy cercana has dejado de celebrar la Navidad y no sabes cómo recuperar la ilusión?

¿Qué haces para llevar estas fiestas de la mejor manera posible? ¿Realizas ya algunos de los consejos que te indico en el post o haces algún otro? Cuéntame qué y cómo lo haces. Estaré encantada de conocer tu experiencia.

Espero que mis sugerencias te ayuden a tener una Feliz Navidad.

Mis mejores deseos para ti.

Si te ha parecido interesante y crees que puede ayudar a alguien comparte en tus redes sociales.

Puedes escribirme a través del formulario de contacto

Nos vemos en la próxima entrada.

Deja un comentario

Responsable » Mar Suárez Redondo.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de marsuarezpsicologa.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.