Siete consejos para evitar los atracones navideños

¡Hola! ¿Qué tal estás? ¿Has empezado a preparar ya el menú para las comidas navideñas? Hoy vengo con algunos consejos para evitar los atracones navideños.

Ya sabes que en Navidad si algo predomina es el exceso de comida y bebida. Estoy segura de que a ti también te encanta celebrar y reunirte con tus seres queridos entorno a una buena mesa, ¿cierto? Si la comida es la justa… se te queda como un mal sabor de boca… ¿Qué clase de fiesta es sino?

Pero luego vienen los remordimientos, el malestar digestivo y puede que la Navidad se despida dejándote algún kilo de más.

¡No te preocupes! Te dejo una breve lista que puedes poner en práctica y disfrutar de las fiestas navideñas sin preocuparte por el peso.

Aquí tienes mis recomendaciones para evitar los atracones en Navidad.

Siete consejos para evitar los atracones navideños

1-No te saltes ninguna comida 

Es muy importante que realices todas las ingestas que sueles hacer a lo largo de un día en tu rutina habitual. No restringas la toma anterior a una reunión, como por ejemplo el día de Nochebuena o Nochevieja.

En esos días en los que sabes que vas a cenar más de lo común, prepárate un almuerzo más ligero pero no te quedes con hambre para llenarte más por la noche. Si haces eso vas a llegar con demasiada hambre a la cena y comerás mucho más de lo que necesitas.

Al día siguiente sigue con tu rutina normal, no intentes equilibrar saltándote tomas ni reduciendo cantidades; puedes provocar el efecto contrario al deseado.

2-Respira y “chequea” tu respuesta antes de comer

Antes del momento de comer tomate unos minutos para respirar y conectar con tu organismo. Es muy posible que te encuentres con una mesa llena de comida que te gusta y que tu mente quiera comer de todo.

Por eso es muy importante que pares un momento antes de comer y compruebes tu nivel de hambre estomacal y compruebes qué te pide de todo lo que tienes disponible. Así conseguirás frenar la mente y conectar con tus señales físicas de hambre y saciedad.

3-Observa y decide lo que vas a comer

Cuando te sientes a la mesa observa todos los alimentos que hay y sírvete en un plato aquello que vayas a comer.

Si evitas ir picando de todas las bandejas será más fácil “contener” la ingesta y así podrás guiarte por la cantidad que pongas en tu plato.

Además si has realizado el paso anterior, seguro que eliges con mayor conciencia y seleccionar aquellos alimentos que te pide tu estómago y no tu mente. Si hay un plato o un postre por el que tengas debilidad tenlo en cuenta; deja espacio en tu estómago para una porción y sírvete un poco menos de lo demás.

4-Activa todos tus sentidos

Disfruta al máximo de lo que estás comiendo, tanto como si fuese la primera vez que lo tomas. Huele los aromas, percibe las texturas, saborea todos los matices y mastica muy despacio… Así te sentirás más satisfecha/o y necesitarás comer menos cantidad. ¡Además disfrutarás mucho más!

Puede que sea un poco complicado si estás rodeado/a de mucha gente y tu atención se distraiga. ¡Es normal! simplemente aprovecha para comentar los matices que notas y mostrarles a los demás cómo se disfruta de verdad de la buena comida.

5-Has pausas de “chequeo” durante la comida

Aprovecha las paradas durante la comida para conectar con las señales de tu organismo e ir comprobando cómo está tu saciedad.

Pregúntate si tienes más hambre o no y recuerda que la respuesta debe venir de tu estómago y no de tu mente.

6-Que la comida no te atrape

Has que esos momentos de reunión sean dinámicos. No te quedes todo el tiempo sentada a la mesa y con comida a la vista. Levántate, da un paseo, baila, ve a hablar con la persona que está más lejos de ti, etc…

La cuestión es que la comida no sea el centro de atención y que puedas disfrutar de las personas que te acompañan. Recuerda que eso es lo más importante y si comes de más, es probable que estés molesta/o y que no puedas disfrutar como te gustaría de la velada.

7-Mantén la consciencia despierta

Es muy frecuente que durante el resto de la noche tengas dulces navideños, como turrones y mantecados, disponibles todo el tiempo para que te sirvas cuanto quieras mientras hablas, bailas y te diviertes. Puede que estés más relajado/a y que si has conseguido comer de manera consciente y sin sentirte demasiado lleno/a, ahora te “permitas” algún dulce de más. ¡Cuidado! Recuerda mantener la consciencia despierta y sigue conectado/a con tus señales de hambre y saciedad.

Además, si has bebido alcohol la mente puede estar algo “nublada” y es entonces cuando puede hacer que te dejes llevar por su glotonería.

Sigue estos pasos y olvídate de la báscula y el antiácido esta Navidad.

¿Qué te han parecido estos consejos para evitar los atracones?¡Ponlos en práctica y me cuentas cómo te ha ido! ¿Te animas? ¡Que tengas una Feliz y Saludable Navidad!

Si te ha parecido útil compártelo con tus amigos a través de las redes sociales.

Y si quieres contactar conmigo ya sabes que puedes hacerlo a través del formulario de contacto

Deja un comentario

Responsable » Mar Suárez Redondo.
Finalidad » Enviarte nuevos contenidos.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de marsuarezpsicologa.com) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.